• Pregrado

    Conoce cada uno de los programas de la EIA
  • 1

 

 

Durante la Cumbre de Río de Janeiro en 1992 se pidió a los países mostrar compromisos más efectivos para garantizar el desarrollo sostenible y el derecho de las generaciones futuras a disfrutar de un ambiente sano.

De manera coherente, a partir de 1991 con la nueva Constitución Política, y más concretamente desde 1993, Colombia fortaleció su estructura en materia medioambiental, con la creación del Sistema Nacional Ambiental y la restructuración de las autoridades ambientales regionales.

Hoy, varias décadas después de acuñado el concepto por la Comisión Brundtland, la búsqueda del desarrollo sostenible se mantiene vigente, considerando que los recursos naturales son limitados y que una creciente actividad productiva, sin más criterio que el crecimiento económico, produce problemas ambientales tanto a escala local como global.

Para su logro, son imperativas soluciones integrales a los problemas ambientales con énfasis en la posibilidad de hacer compatible el crecimiento económico de las regiones con la preservación del ambiente y con la equidad social para mejorar la calidad de vida.

El agotamiento de los combustibles fósiles y la dependencia de los mismos, la necesidad de desarrollar fuentes de energía renovables, los problemas asociados a la disponibilidad y la calidad del agua, los conflictos en el uso del suelo y de ocupación del territorio, la ineficiencia en el uso de los recursos y subproductos en el sector industrial, la contaminación atmosférica y la pérdida de la biodiversidad, entre otras, son realidades del país, e incluso del mundo, que se constituyen en retos para la ingeniería.

Las soluciones a estos retos incluyen acciones como el ahorro y uso eficiente del agua y la energía, la minimización y valorización de los residuos, la búsqueda de materias primas y fuentes de energía alternativas, la optimización de los procesos industriales y de infraestructura, el aprovechamiento racional de la biodiversidad y el uso sostenible y ordenado del suelo, con una consideración permanente del bienestar de las comunidades mediante procesos de concertación y participación.

Se requiere entonces de una profesión como la Ingeniería Ambiental, comprometida con la transformación económica, política y social del entorno nacional e internacional, que gestione integralmente los recursos naturales, tomando en cuenta la variable ambiental en la planificación y ejecución de proyectos industriales, de infraestructura y de ocupación del territorio, en el marco del desarrollo sostenible y con el rigor de la ingeniería, el compromiso ético de la responsabilidad social y la proyección de la visión global.

Estudiar Ingeniería Ambiental en la EIA permite a los estudiantes participar de un proyecto educativo destacado en los ámbitos nacional e internacional por la calidad de sus estudiantes y egresados. La vida institucional se desarrolla en un ambiente de acompañamiento integral por parte de los profesores, de trabajo por proyectos de ingeniería y de participación en las actividades académicas.

El valor agregado que recibirá el estudiante de Ingeniería Ambiental en la EIA se evidencia en los siguientes aspectos:

  • La alta calidad del programa de Ingeniería Ambiental y de la EIA, reconocida y acreditada por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Las fortalezas que se generan en el profesional a partir de una sólida formación en ciencias básicas.
  • El complemento a la formación profesional a través de la fundamentación económico-administrativa y socio-humanística.
  • La confianza y validez de nuestros procesos pedagógicos.
  • El reconocimiento que hacen las empresas de nuestros egresados sobre su buen desempeño como personas y profesionales.
  • La opción de hacer dobles títulos con universidades francesas e italianas.
  • Los buenos resultados en las pruebas Saber Pro a nivel grupal, ocupando tradicionalmente los primeros puestos del país.
  • El acercamiento que hace el programa a sus estudiantes en el emprendimiento y la investigación.